• Masterbitz

Las placas base AM4 ya están recibiendo una BIOS para soportar las APUs AMD Raven Ridge


Con la llegada del socket AM4 AMD unificó todo, su principal línea de CPUs (Ryzen), la secundaria (Athlon) y cómo no, las APUs, los procesadores con núcleos AMD Zen acompañado de los gráficos integrados AMD Vega, y es por ellos que las placas base actuales están comenzando a recibir una actualización de BIOS para dotarlas de compatibilidad con la familia de APUs que recibe el nombre de Raven Ridge.

Las primeras APUs “en llegar” (en ello aún andan) son las de los equipos portátiles, las cuales destacan por el bajo consumo energético para el potencial que esconden. Si bien el rendimiento de la CPU está dentro de lo que cabría esperar, luchando con Intel, el apartado gráfico no tiene rival en su segmento, pues Nvidia sólo está presente en forma de gráficos dedicados, aunque el precio de los primeros equipos de AMD le sitúan en una zona donde la configuración Intel + Nvidia es superior en términos de rendimiento, pero no dentro en la de rendimiento/consumo.

De estas APUs para equipos de sobremesa sabemos que llegarán con hasta 4 núcleos físicos acompañado de los gráficos Vega, conociendo ahora que la memoria HBM2 no es primordial, pudiendo usar la propia memoria RAM del equipo, la DDR4, como memoria gráfica. En lo que respecta a su disponibilidad, será a principios de 2018 cuando se lancen oficialmente, esperando que sea a principios de la segunda mitad de enero, coincidiendo con el CES 2018 de Las Vegas, cuando AMD lancen o anuncien sus nuevas APUs.

vía: wccftech


6 vistas0 comentarios