• Masterbitz

Arm anuncia la próxima generación de núcleos Neoverse para la computación de alto rendimiento

La demanda de datos es insaciable, desde el 5G hasta la nube y las ciudades inteligentes. Como sociedad, queremos más autonomía, información para alimentar nuestras decisiones y hábitos, y conexión: con personas, historias y experiencias.


Para hacer frente a estas demandas, la infraestructura de la nube del futuro tendrá que manejar la explosión de datos que se avecina y el procesamiento eficaz de cargas de trabajo cada vez más complejas... todo ello aumentando la eficiencia energética y minimizando la huella de carbono. Por ello, la industria busca cada vez más el rendimiento, la eficiencia energética, el procesamiento especializado y la aceleración de cargas de trabajo que permite Arm Neoverse para redefinir y transformar la infraestructura informática mundial.

Construir lo que se necesita, no sólo lo que está por venir

Hasta la fecha, la cartera de productos informáticos de Neoverse ha permitido a nuestros socios adoptar soluciones basadas en Arm a un ritmo rápido para satisfacer las necesidades siempre cambiantes de los clientes y del mercado. Y hoy estamos compartiendo nuevas adiciones a la hoja de ruta de Neoverse que se basan en la eficiencia escalable y el liderazgo tecnológico, al tiempo que refuerzan nuestro compromiso de apoyar a nuestros socios para que continúen su rápido ritmo de innovación.


Nuestros clientes de hiperescala y HPC nos dijeron que necesitaban aumentar el rendimiento de las cargas de trabajo en la nube sin necesidad de más potencia y superficie. Nuestra respuesta es la plataforma Neoverse V2 ("Demeter"), que incluye nuestro núcleo más reciente de la serie V y la interconexión de malla Arm CMN-700, ampliamente implantada. Neoverse V2 ofrecerá un rendimiento de enteros líder en el mercado para las cargas de trabajo de la nube y la HPC e introduce varias mejoras de seguridad en la arquitectura de Armv9.


En la actualidad ya tenemos varios socios con diseños basados en Neoverse V2 en curso, uno de los cuales es Nvidia, que está aprovechando V2 como base de cálculo para su CPU de centro de datos Grace. Grace combinará la eficiencia energética de V2 con la de la memoria LPDDR5X para ofrecer el doble de rendimiento por vatio que los servidores alimentados con arquitecturas tradicionales.


Además, como parte de nuestra inversión continua en el rendimiento eficiente y la eficiencia de rendimiento, nuestra próxima generación de productos N-Series está en desarrollo y estará disponible para los socios en 2023. Esta próxima CPU de la Serie N ofrecerá incrementos generacionales tanto en rendimiento como en eficiencia respecto a la eficiencia líder del mercado de la N2.


Nuestras CPU de la serie E son extremadamente versátiles en el procesamiento del plano de datos, la RAN 5G, las redes de borde y los aceleradores, por nombrar algunos. Para respaldar esta diversidad, ofrecemos la plataforma E2 de Neoverse, que combina la CPU Cortex-A510 con la placa base escalable del sistema Neoverse CMN-700 y N2. Esto permite lo mejor de la tecnología de nube en aplicaciones limitadas: una gama escalable de recuentos de núcleos, compatibilidad con SystemReady y PCIe, CXL, IO e interfaces. Actualmente estamos definiendo la próxima generación de plataformas E-Series.


Las plataformas de Neoverse están diseñadas para abordar todo el espectro de soluciones de infraestructura acelerada. El procesamiento especializado es la respuesta a la reducción del consumo de energía de las cargas de trabajo y a la satisfacción de los mayores requisitos informáticos de las cargas de trabajo modernas. Pero no se puede hacer sólo con núcleos.


El software nativo de la nube se ejecuta en Arm

Tenemos un largo historial de liderazgo en la comunidad de software de código abierto en la optimización de soluciones de pila completa para ejecutar en Arm. Nos ha oído hablar de Arm SystemReady y de hacer posible un mundo de software que "simplemente funciona". Desde la arquitectura y la IP hasta las bibliotecas, los tiempos de ejecución y los compiladores, hemos extraído el máximo rendimiento aprovechando todo el espectro del software de infraestructura.


Las aplicaciones nacidas en la nube se construyen sobre microservicios que se comunican a través de APIs y aprovechan las ventajas de muchas herramientas y técnicas modernas de desarrollo de software, incluidos los contenedores y las tecnologías de entrega continua con metodologías DevOps y ágiles.


Con todos los principales proveedores de la nube que ofrecen instancias basadas en Arm, estamos colaborando con nuestros socios de la nube para optimizar la infraestructura de software nativo de la nube, los marcos y las cargas de trabajo. Esto incluye contribuciones a proyectos ampliamente adoptados como Kubernetes, Istio, y múltiples herramientas CI/CD para proporcionar construcciones nativas para la arquitectura de Arm. Hemos mejorado los marcos de aprendizaje automático, como TensorFlow, y las cargas de trabajo de software en la nube, como las bases de datos de código abierto, los grandes datos y la analítica y el procesamiento de medios. Este trabajo se realiza en colaboración con los desarrolladores que contribuyen a las comunidades de código abierto para que todos los usuarios finales puedan crear sus aplicaciones de próxima generación en Arm.


La fuerza del ecosistema de software de Arm, combinada con la potencia de las plataformas Neoverse y los principales tejidos de alto rendimiento, como AMBA CHI, UCIe y CXL, está dotando a los socios de Arm de una sólida receta para desarrollar soluciones personalizadas que abarcan desde la nube hasta el borde.


Ningún otro proveedor de tecnología ofrece la combinación de velocidad, amplitud e innovación tecnológica que permite a nuestro sólido ecosistema de socios y desarrolladores avanzar rápidamente y construir los sistemas del mañana.


Soluciones personalizadas desde la nube hasta el borde

Las plataformas basadas en Arm Neoverse están redefiniendo lo que es posible en la computación en nube al ofrecer una eficiencia escalable líder en el mercado y permitir a nuestros socios los grados de libertad para innovar en todas las áreas de la infraestructura. Como resultado, hemos visto una rápida adopción de Neoverse desde su introducción en 2018, ya que hoy en día todas las principales nubes públicas ofrecen instancias basadas en Neoverse.


En la RAN 5G y la infraestructura inalámbrica, Arm está proporcionando un rendimiento líder con una potencia reducida, un mayor rendimiento, lo que se traduce en beneficios críticos de TCO. Esto permite a nuestros socios personalizar los productos para aplicaciones y casos de uso que van desde las células pequeñas, las macrocélulas y las redes privadas. A través del Arm 5G Solutions Lab, estamos trabajando con líderes del ecosistema 5G como Dish Wireless, Google Cloud, Marvell, NXP y Vodafone para acelerar las redes 5G de extremo a extremo en Arm.


Además, estamos entrando en espacios empresariales más tradicionales con el lanzamiento de la plataforma HPEProliant 11th Gen basada en Ampere Altra e iniciativas como el Proyecto Monterey de VMware, el apoyo de Red Hat a OpenShift en Arm y el traslado de SAP HANA de su infraestructura de nube a AWS Graviton con tecnología Arm.

2 visualizaciones0 comentarios