• Masterbitz

Big Tech y Lobby: Se funda la Coalición de Semiconductores en América (SIAC) con Microsoft, Apple...

Dado que la actividad de los grupos de presión es legal y está regulada en EE.UU. (un intento de que los intentos de influir en el poder político por parte de las empresas estén dentro de los límites legales, en lugar de hacerse en la oscuridad), parece que era sólo cuestión de tiempo que las grandes empresas tecnológicas intentaran unirse bajo una sola bandera. Así, se ha creado la Coalición de Semiconductores en América (SIAC), que cuenta con 64 miembros, entre ellos Microsoft, Apple, TSMC, Intel, AMD, NVIDIA, Arm y Samsung. Parece que todas estas empresas -que suelen estar enfrentadas cuando se trata de competir por la elección y el dinero de los consumidores- han encontrado suficientes similitudes para organizarse en un intento de inclinar el poder político a su favor.



La SIAC afirma en un comunicado de prensa que su misión es "promover políticas federales que fomenten la fabricación y la investigación de semiconductores en Estados Unidos para fortalecer la economía, la seguridad nacional y las infraestructuras críticas del país". El primer anuncio de la SIAC tras su fundación fue su intención de apoyar la Ley CHIPS for America. Esta ley (apoyada por la Asociación de la Industria de Semiconductores (SIA) y el presidente Joe Biden) ya ha sido aprobada por la Cámara de Representantes y el Senado como parte de la Ley de Autorización de Defensa Nacional para 2021, pero aún no ha sido financiada. Parece que la primera misión de la SIAC es conseguir que el gobierno abra sus bolsillos de 50.000 millones de dólares.



La Coalición escribió una carta a los líderes del Congreso de los Estados Unidos: "La actual escasez de semiconductores está afectando a una amplia gama de industrias en toda la economía. Para abordar este problema a corto plazo, el gobierno debería abstenerse de intervenir mientras la industria trabaja para corregir el actual desequilibrio entre la oferta y la demanda que causa la escasez. Pero a largo plazo, una financiación sólida de la Ley CHIPS ayudaría a Estados Unidos a construir la capacidad adicional necesaria para tener cadenas de suministro más resistentes que garanticen que las tecnologías críticas estarán ahí cuando las necesitemos. Los incentivos a la fabricación financiados por el Congreso deberían centrarse en cubrir las principales carencias de nuestro ecosistema nacional de semiconductores y abarcar toda la gama de tecnologías y nodos de proceso de semiconductores -desde los heredados hasta los más avanzados- en los que confían la industria, el ejército y las infraestructuras críticas."



Fuente: SIAC

3 visualizaciones0 comentarios