• Masterbitz

El chip M1 Ultra de Apple utiliza un diseño de módulos multichip para crear un procesador masivo

Apple anunció ayer su procesador M1 Ultra. Está diseñado para ser una de las soluciones más potentes jamás imaginadas para los usuarios de ordenadores de sobremesa, y aprovecha algunas de las tecnologías ya existentes. Esencialmente, el chip M1 Ultra combina dos troqueles monolíticos que contienen diseños M1 Max. Se unen para crear un solo chip masivo que se comporta de una manera bastante emocionante. Para unir las dos matrices M1 Max, Apple ha diseñado un paquete llamado UltraFusion, que es un intercalador de matriz a matriz con más de 10.000 señales. Proporciona un ancho de banda interprocesador de baja latencia de 2,5 TB/s y permite compartir la información entre los dos chips sin problemas.


Lo más interesante es que este enfoque, denominado filosofía de diseño de módulo multichip (MCM), permite que el software vea estos dos troqueles como un único procesador unificado. La memoria se comparte en un amplio conjunto de caché del procesador y memoria del sistema en un único paquete. Este enfoque es agnóstico para el software y permite que el hardware funcione de forma eficiente con un gran ancho de banda. Apple señala que no se requiere ninguna optimización adicional por parte de los desarrolladores para el nuevo procesador, y que la pila de aplicaciones ya existente para el M1 Max funciona de forma inmediata. Hablando de números, el chip M1 Ultra tiene un potencial de ancho de banda de memoria principal de 800 GB/s, con hasta 128 GB de memoria de sistema unificada. Todavía tenemos que ver cómo se comporta este diseño cuando se empiecen a distribuir las primeras unidades de Mac Studio, así que tendremos que esperar a más pruebas para comprobar estas afirmaciones.

1 visualización0 comentarios