• Masterbitz

Intel ya tiene problemas de stock con sus Rocket Lake-S, no todo era tan bonito como parecía

Los Intel Core de 11ª Gen, más conocidos como Rocket Lake-S, son de lejos una de las peores gamas de procesadores lanzadas por Intel en los últimos años. Si bien se ofrecen menos núcleos respeto a la 10ª Gen (Comet Lake), y no existe una mejora contundente de rendimiento, la compañía se permitió el lujo de lanzar sus procesadores a precios de verdaderas CPUs buque insignia que deberían ser muchos mejores que no solo su competencia, sino también respecto a sus predecesores, y esto no ha sido así, y ahora podemos tener una idea de por qué esos precios inflados, y es que la compañía ya está metida de lleno en una rotura de stock, lo que ha conllevado que sus procesadores estén comenzando a subir de precio.



Parece que al fin y al cabo tener su propia fundición y vivir de forma relajada no les ha servido de nada, y es que se indica que a finales de este año se viene una escasez de sustratos que afectará a toda la industria, incluida Intel. Se indica que fue la semana pasada cuando el ex-monopolio azul avisó a sus socios de esta escasez, por lo que la compañía ha tenido que readaptar la forma en la que trabaja para que le afecte menos, y esto implica dar prioridad de fabricación a las CPUs más rentables de fabricar, los Core i9, obvio.

Intel ha informado de la escasez de sustratos a sus principales socios durante la semana pasada.


Las asignaciones de Intel para Rocket Lake en el primer trimestre son bastante buenas, por lo que las referencias estarán disponibles cerca del precio de venta al público durante al menos unas semanas, si no más.

Por desgracia, debido a la escasez de sustratos, las asignaciones del segundo trimestre para Rocket Lake se verán afectadas.



Las asignaciones se verán favorecidas hacia la gama superior de productos, Core i9, por lo que los Core i7 y Core i5 serán los más afectados.

Teniendo en cuenta que Intel está en una posición mucho mejor para gestionar el suministro que TSMC-AMD (que, a diferencia de la fundición de Intel, no sólo tiene limitaciones de sustrato, sino también de capacidad), esperamos que las primas sean menores que las de AMD Ryzen.


En resumen, es que el stock inicial de los procesadores Intel Rocket Lake-S es un espejismo, y es que se indica que dependiendo del mercado, el stock y el precio de lanzamiento de estos procesadores podría durar poco más de 1 mes con suerte.


A medida que avance este segundo trimestre todo va a complicarse, y un claro ejemplo es que una tienda muy popular en EE.UU. como s Newegg, ya no se puede comprar un Core i9-11900K ni con los bundle con placas base, mientras que en Amazon este procesador ya está listado por 1.100 dólares.


"Como dijimos en el comunicado de prensa sobre las perspectivas financieras del 23 de marzo, la demanda de semiconductores y productos Intel es muy fuerte. Hemos estado ampliando nuestra capacidad para satisfacer esta demanda y, como resultado, esperamos que nuestro suministro anual de CPU para clientes crezca dos dígitos año tras año con respecto a 2020. Sin embargo, la demanda mundial sin precedentes de componentes y sustratos de semiconductores es un reto para muchas industrias, incluida la nuestra. Estamos trabajando activamente con nuestros socios de la cadena de suministro para aumentar la disponibilidad de materiales y componentes de terceros para mejorar aún más la producción de nuestros procesadores y también apoyar el ecosistema de PC más amplio. Seguimos centrados en apoyar a nuestros clientes y continuaremos trabajando para aumentar el suministro y satisfacer sus necesidades", dijo un representante de Intel a Wccftech sobre la información.

2 vistas0 comentarios
4 - Qw6L6P9.png

Siguenos

  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
  • Instagram

© 2016 Derechos Reservados a Masterbitz Review