top of page
20220530_Trinity_En_Aplus (1)(1).jpg
  • Foto del escritorMasterbitz

La nueva solución SoC de Intel acelera la innovación en vehículos eléctricos y reduce costes

El elevado precio de compra de un vehículo eléctrico (VE) sigue siendo una de las mayores barreras para los compradores potenciales a escala mundial. Actualmente, los VE son más caros de fabricar que los coches de gasolina tradicionales, principalmente por los elevados costes asociados a la tecnología avanzada de baterías y motores eléctricos. La solución a corto plazo consiste en mejorar la eficiencia de la tecnología de baterías existente mediante el ahorro de energía a nivel de vehículo, incluida una mejor integración con la infraestructura de estaciones de VE. Este es exactamente el reto que Silicon Mobility, una empresa de Intel, ha resuelto con el lanzamiento hoy del nuevo sistema en chip (SoC) OLEA U310. Esta tecnología de última generación promete mejorar significativamente el rendimiento global de los vehículos eléctricos (VE), agilizar los procesos de diseño y producción y ampliar los servicios del SoC para garantizar un funcionamiento sin fisuras en diversas plataformas de estaciones de VE.


El nuevo SoC, que representa una primicia en el sector, es la única solución completa que combina hardware y software en uno y está diseñado para responder a la necesidad de control del dominio de la cadena cinemática en arquitecturas eléctricas con software distribuido. Construida con una arquitectura híbrida y heterogénea única, una sola OLEA 310 FPCU puede sustituir hasta seis microcontroladores estándar en una combinación de sistemas en la que controla un inversor, un motor, una caja de cambios, un convertidor CC-CC y un cargador de a bordo. Con la 310 FPCU, los fabricantes de equipos originales (OEM) y los proveedores de primer nivel pueden controlar múltiples y diversas funciones de potencia y energía simultáneamente en tiempo real.


Además de la reducción de la lista de materiales, las primeras cifras muestran hasta un 5% de mejora de la eficiencia energética, un 25% de reducción del tamaño del motor para la misma potencia, un 35% menos de necesidad de refrigeración y hasta 30 veces más de reducción del tamaño de los componentes pasivos en comparación con los vehículos eléctricos actuales. Las ventajas de la nueva solución Silicon Mobility permiten a los fabricantes de vehículos eléctricos diseñar vehículos eléctricos definidos por software con un rendimiento excepcional, mayor autonomía y costes de producción potencialmente más bajos, ya que ahora tienen menos componentes que integrar. La nueva solución también complementa la familia existente de SoC para vehículos definidos por software (SDV) mejorados con IA de Intel Automotive y, en conjunto, impulsará la transformación de la industria hacia un futuro totalmente eléctrico y definido por software.

0 visualizaciones0 comentarios

Comments


Aplus_MARS_2107_Eng(1).png
bottom of page