• Masterbitz

Las ‘Tierras Raras’ suben de precio

La semana pasada avisábamos de que el precio del litio se había disparado. La demanda superó a la oferta, y esto implica que todo lo que requiera litio, como una batería, se encarecerá. Dicho de otra forma, que podríamos ver inminentes subidas de precio en smartphones, cualquier periférico que dependa de una batería o pila, por no hablar de los vehículos eléctricos, que serán los más afectados.


Si bien únicamente se ofreció el dato de que el precio estaba por las nubes, realmente no se llegó a ofrecer una cifra, hasta ahora, conociendo que el precio del litio se ha encarecido en un 150 por ciento respecto a septiembre de 2020.



El listado revela que numerosas tierras raras también han experimentado notables aumentos de precios, tales como el óxido de holmio; que se encareció un 109,4 por ciento y se emplea para los imanes; el estaño se ha encarecido en un 81.8%, y básicamente toda la electrónica usa estaño.


Seguimos con el neodimio (+73,7%) que afecta directamente a altavoces, auriculares, motores o turbinas de aire; el óxido de terbio (60,4%) afecta a los LEDs y pantallas; el aluminio (55,4%) a los disipadores o chasis de PC y móviles; el cobalto (51,5%) también se usa en baterías, chips avanzados o equipamiento militar o médico; y el cobre (37,3%), básicamente toda la electrónica tiene cobre en menor o mayor medida.



Según el informe, China controla el 55% del mercado mundial de producción de metales de tierras raras y el 85% del proceso de refinado. Este año, el gobierno chino ha reforzado el control de las exportaciones, lo que también explica en parte el aumento de los costes. Puede que sea una forma de que el país intente defenderse de algunas de las disputas comerciales que han surgido con EE.UU., pero está claro que afecta a todas las naciones del mundo, ya que China es sin duda el centro de fabricación mundial.


Sin embargo, lo que China parece haber pasado por alto es el hecho de que esto también está afectando a las empresas chinas locales, ya que el aumento de los costes de los materiales ha hecho que sus beneficios se desplomen, ya que a menudo tienen contratos a largo plazo con sus socios comerciales que no pueden ser renegociados fácilmente. Las grandes corporaciones internacionales tampoco están exentas de estas subidas de precios, ya que en algún momento van a tener que aumentar sus precios al cliente final de sus productos, lo que probablemente se traducirá en menos ventas.

De momento, Sonos ya ha aumentado el precio de sus altavoces entre 10 y 100 dólares, dependiendo del modelo. Esto podría ser una señal de lo que está por venir, y es que cuando hay subidas de precio, el usuario es quien decide si quiere pagar este sobrecoste o no.


Fuente: TechPowerUp

0 vistas0 comentarios